RSS

viernes, 22 de julio de 2011

Gatos muertos.


Diario de un villano:

Llevado por la corriente del destino, fuí a la GRAN CAPITAL a solucionar unos
quehaceres que arrastraba de tiempo atrás.

Sorpresa la mia, al cruzarme con mi tía, la cual, con aire taciturno y los ojos  hinchados a causa de derramar litros y litros de lágrimas, se dirigía hacia el cementerio de animales...



Si retrocedemos un poco en el pasado, dicha mujer poseía un can el cual, según ella, era como una hija.

La horonda y desdichada perrita se hizo vieja y ya ni siquiera podía andar... Así que mi tía la metió en un carrito de bebes y, así, la paseaba, con orgullo, por la GRAN CIUDAD...



Feel like a human.


Pero, incluso MÁS ATRÁS de esto, la mujer tenía un gato el cual murió y enterró en el cementerio
de animales. En su nicho gatuno.

Años después, la anteriormente nombrada Perra murió de vieja y su ama dicidió encinerarla.
PERO LA COSA NO IBA A QUEDAR AHI...........

Fué al cementerio de animales, sacó con una frialdad apasionante al muerto y hediondo gato del nicho, y lo incineró junto a la perra...


SOLO QUIERO MORIR, ¡QUIERO MORIR EN PAZ!




Y ahora, después de esta conovedor viaje al pasado, volvamos al presente, a mi increible vivencia.


Por error, me crucé con mi tía por la calle, la cual, como ya he dicho, tenía un aura negra alrededor suya 
que anunciaba que, precisamente feliz, no estaba.

Cuando pregunté y me enteré de que iba al cementerio de animales de LA GRAN CIDUAD para quemar a su gato, Vizco (SI, SE LLAMABA VIZCO.......) no supe si echarme a reir o a llorar.

En cualquier caso, mi boca se movió sola y pronuncié aquellas fatídicas palabras:  " Yo te acompaño tita".




¡Y como Briconsejo del dia, no vayas a un cementerio de animales con una loca!




Allí el aire apenas podía respirarse.
Y no por la tristeza.
Es que olía realmente a perros muertos ( e___________e).

Me quedé callado y en silencio mirando todas aquellas tumbas de animalitos.
Gatos, perros, pajaros (¿QUIÉN LE HACE TUMBAS A PÁJAROS?) etc...

Cuando la incinerización acabó, y después de ver como medio cementerio se reía ante la reacción de mi tia, la cual parecía TOTALMENTE que había perdido un hijo o una madre, me dirigí hacia el autobus y regresé a mi cálido y CUERDO hogar...


Ha sido una experiencia increible.
Cuando me senté y medité sobre todo lo ocurrido la misma pregunta de siempre azotó mi cabeza con severidd:

¡¿POR QUÉ ME PASAN A MI LAS COSAS MAS RARAS?!




" Aquí yace Spike. 

Fiel amigo, bueno trayendo el periódico y
follador nato de toda hembra que veía en sus paseos matutinos.
Bueno, noble, gracioso y, ante todo.....  Perro. "





________________

SHARE THIS POST

  • Facebook
  • Twitter
  • Myspace
  • Google Buzz
  • Reddit
  • Stumnleupon
  • Delicious
  • Digg
  • Technorati
Autor: Arc
¡Si os gustó la entrada te agradecería que dejaras tu comentario abajo!

2 Rezos:

Pitowilson dijo...

JAJAJAJAJA XDDDDDDDDDDDD

desde luego... lo que no te pase a ti no le pasa a NADIE XDDDDD

Sir Arthur dijo...

:S no sabia que en huelva hubiese vcementerio de animales, solo por curiosidad quiero verlo XD